jueves, 9 de septiembre de 2010

La Maga de Rayuela y la nostalgia

La Maga era desgraciada, pero sólo lo sabía a veces. Horacio estaba insatisfecho, a menudo borracho, sus encuentros eran casi siempre fortuitos, la diosa de las casualidades alimentaba los vacios existenciales, pero sólo en su ausencia, con su pérdida, comienza la búsqueda desconsolada, volviendo sobre los recuerdos incesantemente . No volvemos a saber nada de La Maga por mucho que se refleje en Talita .
Es la nostalgia algo pegajoso, enfermizo, al menos para mí. Sé que hay una tendencia a mirar al pasado con pena, con dolor, de ahí viene la palabra (regreso al dolor en griego) pero no es sólo eso. A menudo las personas se incapacitan para vivir el presente por una idealización vana, nos falta objetividad. Creo que se puede recordar el pasado limpiamente sin pena, tratando de convivir con el "yo" que renace cada día .
Literariamente sí, sí, sí, es algo maravilloso poder convivir en la nostalgia de Cortazar,volver a navegar con él en los recuerdos tan nímios y a la vez tan enormemente cargados de ese desgarro que lo lleva a la locura, porque saber escribir es eso , hacer del simple piolín un castillo encantado.

1 comentario:

Juan Serrano dijo...

·.. porque saber escribir es eso , hacer del simple piolín un castillo encantado." Porque ya todo está escrito. La novedad está en el como.